¿Por qué es importante obtener una patente?

Una patente es un derecho de uso exclusivo que sirve para evitar que se comercialice o importe el producto o proceso patentado. Son patentables aquellos productos o procesos que son resultado de una actividad inventiva y que tienen una aplicación  industrial.

Este derecho es territorial, por lo que la protección se otorga solo en el o los países que se solicite, tiene una vigencia de 20 años  después de los cuales el producto o proceso se vuelve del dominio publico.

No pierdas la oportunidad de patentar tu invento. Asesorate con los expertos!

Una patente otorga  al titular la posibilidad de explotar exclusivamente su invención por 20 años en el país donde fue otorgada , lo cual es una ventaja incomparable frente a sus competidores.

¿Cómo se patenta una invención?

Antes de iniciar, es necesario primeramente saber si la tecnología es patentable, esto incluye conocer si no existe otra tecnología igual que se  hubiera divulgado en cualquier parte del mundo previamente. También es muy importante evaluar el éxito comercial que puede tener el producto o proceso, pues la inversión en tiempo y recursos puede resultar abrumadora cuando una patente no tiene éxito comercial.

Después de conocer si nuestra invención es patentable, es importante elaborar correctamente la solicitud y sus anexos pues esto es lo que evaluará el Instituto Mexicano de la Propiedad IndustriaL  (IMPI), quien es la autoridad con las facultades para conceder una patente.

Proceso de registro de una invención

Una vez ingresada la solicitud, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial realizará dos estudios diferentes:

  1.  En el primero revisará que la solicitud y sus anexos cumplan con lo establecido en la Ley de la Propiedad Industrial y el reglamento en la materia, si en encuentra alguna omisión hará un requerimiento para subsanarla el cual se debe subsanar dentro del periodo establecido;
  2. Al cumplir satisfactoriamente este periodo, iniciara el examen de fondo en el cual se revisará la novedad, la actividad inventiva y la aplicación industrial, durante este periodo el Instituto puede requerir por varias ocasiones para aclarar la forma en que fue presentada la solicitud;
  3. Si al terminar este periodo se determina que la tecnología es patentable, se deberá realizar el pago de los derechos.

Tal como se puede observar, la concesión de una patente depende en gran medida de cómo se presenta la solicitud y se atiende el tramite, por lo que la asesoría especializada es muy importante para obtener el registro.